Quienes somos

La Fundación “Cristo en el Tabernáculo”

La Fundación “Cristo en el Tabernáculo” fue fundada en el año 1998. Johannes Menges con su esposa Lydia Menges vinieron en el año 1982 a Chile como misioneros. En los siguientes años se juntaron gente Chilena, Mapuches y Pehuenches, y también Alemanes, para trabajar en los proyectos de la Fundación. La Base principal de la misión se encuentra cerca de Temuco, en la IX Región, cerca de la cordillera de los Andes.

La Fundación apoya en especial familias de bajos recursos y de forma regular también a niños y jóvenes de diferentes maneras y con diversos proyectos.

Para tener mejor acceso a los lugares lejanos y difíciles en la cordillera se fundaron ya dos bases de misiones más. Los habitantes de esas regiones son en la mayoría Mapuche y Pehuenches. La vida en lugares tan apartados y la falta de trabajo llevan muchas veces a graves depresiones, muchas problemas familiares, alcoholismo y drogadicción, falta de visión y ganas de vivir, lo que lleva en algunos casos hasta al suicidio.

El pensamiento esencial de la Fundación Cristo en el Tabernáculo

El nombre de la Fundación “Cristo en el Tabernáculo” se refiere al Tabernáculo bíblico del pueblo de Israel, el cual fue construido de Moisés en el desierto de Sinaí, después de haber recibido las instrucciones divinas del cielo.

Así se quería dejar inolvidable la gran enseñanza y el simbolismo del Tabernáculo que Johannes Menges había encontrado en la escritura.

Detrás de las toscas y desaliñadas cortinas del Tabernáculo se escondía uno de los más grandes y maravillosos misterios de Yahweh. En cada rincón, en cada estaca, en cada color, en cada uno de los detalles representaban como una sombra la maravillosa persona de Cristo. Si pudiésemos estar hoy, muchos siglos después, contemplando aquella maravillosa construcción llena de simbolismo y significado, seguramente nos rendiríamos en una profunda adoración hacia nuestro gran Creador.

Pues la revelación nos lleva a ver en este simbolismo la infinita e inmutable gracia y misericordia del gran Yo Soy.